La izquierda francesa se fractura por la táctica tras el fracaso de las mociones de censura

Aparecen grietas en la coalición de la oposición de izquierdas francesa NUPES, ya que los distintos grupos y partidos que constituyen la izquierda parlamentaria se cuestionan si deben formar parte de una oposición tan ruidosa como radical.

El jueves, La France Insoumise, el partido liderado por Jean-Luc Mélenchon, presentó la cuarta moción de censura en quince días contra el gobierno del presidente Emmanuel Macron. Pero los demás partidos de la coalición de izquierdas se negaron a firmarla tras negarse también a firmar la votada el lunes.

En una entrada del blog publicada el martes, Mélenchon atacó a los «adversarios internos» en el NUPES, incluyendo la facción del Partido Socialista (PS) del ex presidente François Hollande, así como el partido verde EELV de Yannick Jadot, y el líder del partido comunista, Fabien Roussel.

Mélenchon también trató de justificar la estrategia de la LFI como principal oposición al gobierno del presidente Macron.

El primer secretario del Partido Socialista, Olivier Faure, argumentó que era «imprudente trivializar el uso de la moción de censura, que debe conservar su carácter excepcional para mantener su fuerza simbólica».

Una hora más tarde, Faure votó a favor del texto de LFI que debía hacer caer al gobierno. Sin embargo, doce diputados de los 31 legisladores del PS se negaron a participar en la votación.

El líder comunista Fabien Roussel y otros cinco miembros de su grupo tampoco votaron a favor de la moción de censura, así como cuatro Verdes de 23, lo que permitió al gobierno ganar la votación cómodamente.

La moción de LFI sólo obtuvo 218 votos a favor, frente a los 239 de las anteriores mociones apoyadas por todo el bloque de izquierdas.

«Amparados en el ‘rechazo de los votos de RN’, acaban apoyando al gobierno de Macron sin atreverse a decirlo, evitando su caída», se quejó Mélenchon.

Un sondeo del instituto Elabe, desvelado a principios de octubre, ha indicado que la mayoría de los franceses desea que los partidos de la oposición adopten un enfoque constructivo hacia el Gobierno, que no tiene mayoría parlamentaria, y son críticos con las tácticas utilizadas por el partido de Mélenchon.

Un 35% de los encuestados piensa que Marine Le Pen y su partido, la Agrupación Nacional (RN), «encarnan mejor la oposición a Emmanuel Macron», más que Jean-Luc Mélenchon y el NUPES (29%).

En una encuesta para el Journal du Dimanche (JDD) publicada el miércoles (2 de noviembre) por el instituto Ifop, el apoyo a Mélenchon ha bajado 4,5 puntos porcentuales -del 21,5% en abril de 2022 al 17%- en intención de voto si las elecciones se celebraran hoy.

Por el contrario, Le Pen ha ganado 6,5 puntos -del 23,5% al 30%- por delante de Emmanuel Macron, cuyas cifras han aumentado del 27,8% al 29%.