Alemania advierte a Serbia: Elige entre la UE y Rusia

Alemania ha advertido a Serbia de que no debe estrechar sus lazos con Rusia, ya que esto podría frustrar su intento de adhesión a la Unión Europea, según informó el martes (1 de noviembre) una fuente gubernamental alemana.

A dos días de la cumbre de los Balcanes Occidentales que se celebrará en la capital alemana con el objetivo de reforzar las relaciones con los seis países de la región, el alto funcionario afirmó que Belgrado debe decidir de qué lado está: Del de Moscú o del de la UE.

«La relación con Serbia es compleja: hay luces y sombras», dijo la fuente, que habló bajo condición de anonimato.

«Las relaciones de Serbia con Rusia son ciertamente parte de las sombras».

La fuente dijo que el gobierno alemán se había visto, por ejemplo, «sorprendido y decepcionado» cuando el ministro de Asuntos Exteriores serbio, Nikola Selaković, firmó en septiembre un acuerdo con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, en el que se acordaba conferenciar sobre política exterior.

El funcionario alemán dijo que ya era hora de que el presidente serbio Aleksandar Vučić saliera de la barrera.

«Si toma el camino hacia Europa, tendrá apoyo, de la UE en su conjunto y del gobierno alemán», dijo la fuente.

«Si elige el otro camino, tendrá consecuencias» para el futuro de Belgrado con la UE, dijo el funcionario.

Serbia es candidata a entrar en la Unión Europea desde 2012, pero sus perspectivas se consideran poco halagüeñas si no se normalizan las relaciones con Kosovo. Belgrado no acepta la declaración de independencia de Kosovo, de mayoría albanesa, de 2008.

Las tensiones se han visto exacerbadas por la guerra de Ucrania, ya que muchos serbios simpatizan con su tradicional aliado, Rusia.

Belgrado ha condenado la invasión de Ucrania en las Naciones Unidas, pero se ha negado a alinearse con las sanciones europeas a Moscú.

La cumbre del jueves en Berlín, organizada por el canciller alemán Olaf Scholz, reunirá a los jefes de gobierno de Albania, Bosnia y Herzegovina, Kosovo, Macedonia del Norte, Montenegro y Serbia, así como a los líderes de la UE.

Los participantes de los Balcanes Occidentales van a firmar tres acuerdos: sobre el reconocimiento mutuo de documentos de identidad, títulos universitarios y credenciales profesionales.